lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google

Archivo para octubre, 2011

 

Lo que ella te diga, bueno será.

Encima, una de las primeras cosas que recomienda es una banda que nunca me canso de escuchar, una absoluta referencia, una preferencia innegociable: Green Day, o Los Niños del Día Verde.

Todo lo demás pienso aprenderlo, copiarlo, seguirlo. A los pies de Lore.

Pintxa, pitxa, pintxa.

La Nueva Colonial, en la Alameda Apodaca que ahora parece una trinchera de la Línea Maginot, ofrece este último domingo de octubre, en sus quedadas de plato único a bajo precio, Papas con Chocos en Salsa de Marisco. Suena bien.

No es uno de mis guisos favoritos, ni cuando he probado las mejores versiones. Lo admito a riesgo de que me retiren el pasaporte gaditano pero el sitio, el entorno (con todo) y el ambiente merecen la pena.

Empiezan a las 14.30 horas y el día se presenta como el del último sol de nuestra primavera de ocho meses. Zuertudos.

Hace un mes estuvimos en Zahara de los Atunes. Ese mentado paraíso que nos hurtan cada verano y nos devuelven, arañado, cada septiembre. Con todo y digan lo que digan los relojes y el pronóstico del tiempo, este mismo fin de semana es fantástico para volver. En realidad, ahora es cuando hay que ir, de aquí a junio, y si no hay puente, mejor. Lo conocía de diez juergas en los 80, en los 90, de algún fin de semana entre dos, suspiro por el Hotel Antonio y lo que pasaba en aquellas habitaciones entonces. Y de escuchárselo a todas horas a los modernos y pseudobohemios de tierra adentro. Pero había excusa para ir y fuimos. Era la Ruta del Retinto, era el 2 de octubre. Ahora, casi noviembre, hay otro puente y otra oportunidad. Visto lo visto, visto el sol. Yo volvería. Nunca me pareció un pueblo (o núcleo pedáneo o equis) especialmente bonito, la verdad. Pero tiene una esencia difícil de explicar, entre hippie y relajada. La playa, hermosa, inmensa y sin ocupar gracias a ...Continuar leyendo
Debido a las constantes peticiones de nadie, nos vemos obligados (falso plural mayestático) a volver a publicar este texto ya que hoy tenemos una cita allí y el lema de este blog es "cualquier excusa es buena si es con esa morena". ----------------------- EL INEVITABLE LEVANTE Dar las cosas por supuestas suele conducir a errores o injusticias. Cualquiera que viva en Cádiz hace un tiempo considera que el Café de Levante es un clásico imprescindible, inevitable, tan cálido y conocido, que no merece mención ni recomendación. Todos lo tutean y lo adoran, así que parece no necesitar presentación. Pero ese prejuicio le resta oportunidades a los que vengan de fuera o a los más jovencitos que, quizás, no lo hayan descubierto. Por si quedara alguien por ahí que nunca ha estado, o para los que lleva tiempo sin pasarse, que sepan que se mantiene igual de guapo, acogedor, bohemio, flamencote, achirigotado, lírico, cuentista pero familiar como siempre. A pesar de ser uno ...Continuar leyendo
Ya pude volver a As Meigas, la pulpería y restaurante gallego en Plocia. Esta vez con más reposo. Me pareció sitio serio, recomendable, aunque tampoco me produjo una impresión espectacular. Moderación, moderación. Como la primera vez que estuve solo tomé un par de tapas y eran los primeros días de apertura, pensé que cambiaría mucho, pero no. Os resumo lo que probé entre los dos días: La carta volvió a parecerme cortita, sintética, lo esencial. El pulpo me gustó, aunque para un sitio especializado no me pareció el mejor que he probado en mi vida. Las navajas, igual, tomé unas mejores en Sopranis, por ejemplo, aunque estaban buenas. Y las almejas. La salsa no me convenció (a mi chica sí, y mucho) pero la materia prima sí, y mucho. El chuletón, bueno, correcto, muy decente. La fritá de papas que lo acompañaba, sin ironías, EXQUISITA. Por simple que parezca. No la pedimos pero... Lo mejor de la sentada. Me dio la impresión de que la patata está escogida y que ...Continuar leyendo
Aunque aquí hablemos de comidas y bebidas, de sitios a los que ir, nada tan delicioso en una buena mesa como la conversación y la inteligente compaña. Mañana jueves empieza, en el adorable Café de Levante (calle Rosario, en Cádiz), uno de mis sitios favoritérrimos, un ciclo que viene a ensalzar el arte de conversar. Son entrevistas públicas que anuncian buenas preguntas y mejores respuestas. Admiro y quiero, con cierta novelería de principiante atolondrado, a las tres periodistas, especializadas, excelsas escritoras e incluso ambas cosas a la vez. Tengo en mucha estima como ciudadano, sin haber hablado con ellas más que unos minutos por mi oficio, a las dos primeras 'interrogadas'. Con todo, doy por hecho que sonarán bien, por tono, por compromiso, por argumentación, por duda inteligente, a los dos lados del micrófono. Si puedo, voy. El anuncio dice: En el mágico ambiente del Café de Levante tres periodistas gaditanas entrevistan a una cantaora, una política ...Continuar leyendo

Me rindo a los plomizos nacionalistas radicales, entre los que destaca con vigor patrio algún carpetovetónico choco del PP.

Sí, lo confieso, sí, soy andaluz. Pero juro que no tuve nada, nada que ver en la decisión. Ni me preguntaron los hijosdeputa. Fue algo completamente accidental, una casualidad. Involuntario del todo. Yo llegué y…

 

 

 

Aquí, está la prueba. Foto de 1977 en la que mis padres se dirigen al bareto, donde pasaban el día entero gastando su paguita, tras dejarme en el suelo de una choza que hacía las veces de escuela.