lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google

Archivo para octubre, 2012

 

Universal por estar escrito en primera persona. Reflexivo por precipitado. Complejo por directo. Explica muy bien -sospecho- una parte de lo que le está pasando a determinados oficios. No sólo el que ocasionalmente es el mío. Ojo, texto largo, para los que les importe eso, pero imprescindible para los que escriben por pasión o pulsión, por profesión, tentación o redención. Y a los lectores compulsivos. Bueno, no se puede ser esto último sin lo anterior, perdón por la redundancia. Aquí. P.S: Ya sé que soy un mierda al lado de cualquiera que haya publicado un relato desde Cádiz, más aún de este premiado escritor pero no es cuestión de prestigio ni categorías, de haber publicado o no, de vivir en Barcelona o Trebujena, es cuestión de actitud personal. No se trata de si has bailado en el Bolshoi o si eres aficionado que baila en un tablao de barrio. Se trata de que eres dueño de bailar o no. Hago mío el manifiesto. Gratis, el blog y hasta que me salga del alma. ...Continuar leyendo
Una excelente profesional, dado su nivel de atención, manda este mensaje. Lo dirige a Gadita-na, su herma-no, Adela, Leon Griffoen, Juan José de Sopranis, Juan y todos los que han comentado las nuevas recetas con Inés Rosales, y a los que las trabajan. Como colofón, añade que tienen tienda virtual, cómo te quedas, cibertorta, polvorón 2.0, tecnomatalaúva, de Silicon Valley a Castilleja de la Cuesta. Vienen tiempos de compras, el que pueda, así que no están de más las alternativas. Dice asínn: Soy Nieves Borrego, responsable de marketing online en Ines Rosales y me gustaría agradecer la publicación. Cada vez más bares, gastro bares, etcétera hacen uso de nuestro producto tradicional para presentar nuevas tapas y, sinceramente, es un mundo por descubrir. ¡Muchas gracias por compartir la receta, el bar y la foto! Seguro que está buenísima. Si os parece bien le daré difusión por Twitter y Facebook y también en nuestra web. Ya contamos con tienda ...Continuar leyendo
Sólo los más grandes consiguen que sus giras sean acontecimientos. De pronto, salen de casa y allá por donde pasan, reciben cariño como si fueran del lugar porque los oriundos le conocen antes de que llegue, ya lo sienten suyo aunque no le hayan visto ni escuchado en vivo. La música (el crujido de los picos es un género como los demás) no entiende de fronteras ni términos municipales. Le sucedió a The Beatles, cuando se refugiaban en los taxis, a los Rolling con sus groupies, le pasa al Jefe, yo he visto a cientos de adolescentes lacrimosas agarrar a los miembros de la comparsa de Martínez Ares en un pasillo humano a la salida de un autobús. También le pasa a Camela. Le sucedió incluso a leyendas como Juan Pardo. Ahora le toca a él. Sale de gira, on tour, le esperan. Con su talento, sus instrumentos y una mudita limpia, le bastará para arrasar. Como suele. ...Continuar leyendo

Ha llegado la Navidad. No lo dice l`cortinglé ni las luces en las calles, no es por los juguetes en las vitrinas ni las cajas de polvorones.

Ha llegado esto a las estanterías y la glotonería golosa queda inaugurada.

Mira que no soy chocolatófilo, pero esas pepitas en esa masa, fribrosa y suave, bollera y mullida a un tiempo, es que, es que…

Date buggia que se agotan.

Me dice la librera que empezaron a llegar con este nuevo aspecto en verano. Más grandes, con un papel que tarda algo más en volverse una sepia con algo de tinta, con un aspecto que le iguala a sus iguales, al resto de novelas, lejos de aquel formato pequeño. Ahora va maqueado y se codea con los demás en la estantería sin estar condenado a ser pasto de librería de viejo, carne de intercambio coleccionista. Aunque yo creo que ese destino le gustaba y nos gustaba. Lo publica ¿¿Almuzara, Anagrama, Alfaguara?? no sé, una editorial que empieza por 'A'. Cada ejemplar ronda los 6 leuriots. Pero los personajes cabalgan igual, pronuncian las mismas frases cortantes, secas, y tienen el mismo pasado atormentado que precisa siempre de un ajuste de cuentas a base de Colt 45. Empieza la época de los regalos y me pareció que, para algunos de nuestros queridos puretas, puede ser una delicia. Simplemente, para que vean que sus gustos no estaban tan desencaminados. De hecho, vuelven. O nunca ...Continuar leyendo
--Me gusta un enorme taco esta canción, es de un tío de nombre impronunciable que estaba en Ultravox. Breathe (Respira). El vídeo es un poquito paranoia y chungo, pero bueno, pase por la canción-- Ha sido una semana putérrima en lo laboral, en lo colectivo. Digamos que lo del desahuciado de Granada la resume y titula. El viernes, como remate, nos dejó dicho que Cádiz supera ya el 36% de desempleados. Camino del 40%. Cuatro de cada diez, ni en Guinea-Konakri, mucho más que en la Grecia que tanto espanta (a Uly, Pe, WiFi, Avenger y a mí, no). Ahora diremos que "parados-parados de verdad, la mitad" y, ya está, ea, seguimos como si nada, a otra cosa que pensar mientras cada vez más gente hace una comida al día y porque viene del auxilio social. Como si la mitad del 36% de desesperados (que estoy seguro de que son muchos más de la mitad) no fuera ya una alarma, una desgracia, una pandemia, una mecha encendida que debiera hacernos correr a todos a buscar agua. Pero en ...Continuar leyendo

1.- Todos los comentarios (incluso los incómodos, claro) están contestados como la mínima cortesía, la escasa educaciónque  tengo, considera ineludible. Esta semana se complicó.

2.- Anoche, como pasa de vez en cuando, el blog perdió parte del archivo. Pasa dos o tres veces por semana. De vez en cuando se queda tieso (entiéndanme), se atasca, de cada mes aparecen unas pocas entradas, o solo una, y el ‘sitemap’ que es tan práctico, se corta en mayo o abril. Me dice el jefe del equipo de mecánicos (desde su apartamento de Palo Alto) que son sobrecargas o interrupciones de funcionamiento del servidor. Asegura que sólo queda esperar unas horas y volver a entrar al rato, o al día siguente. Efectivamente, esta mañana ya estaba todo. Un engorro. Lo lamento.

Disculpen las interrupciones que, como las de la UHF, son completamente ajenas a mi voluntad. Entre otras cosas porque no tengo.