lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google

Archivo para septiembre, 2013

 

   Si restamos las melancolías juveniles o los deslumbramientos infantiles, es decir, sin contar de Heidi a Bonanza, de Curro a Harrelson, sin incluir aquellas glorias británicas de los 80, tan teatrales, ha terminado para siempre lo mejor que nunca vi en televisión. Aunque me falte mucho por ver, de antes y de lo que está por rodar, será difícil que los años deshagan la admiración por la obra de Gilligan, un genio que siempre tuvo la serie entera en la cabeza, desde el primer minuto. Se acabó 'Breaking Bad'. Respeto eterno de espectador para su autor haga lo que haga a partir de ahora (dice que teme la maldición de Orson Welles, que siempre le compararon con su debú y siempre perdió). Se acaba un entretenimiento inolvidable, irrepetible. Termina sin concesiones, traiciones, guiños ni endebleces. Esos guiones, la evolución de unos grandes personajes, esos disparates que digieres sin rechistar, esas interpretaciones merecían un epílogo entero, cabal, ...Continuar leyendo
Echo de menos las crónicas de fútbol. Me tocó hacer unas cuantas, la mayoría con el Cádiz en Primera en los 90, incluso alguna final de Copa (un Celta-Zaragoza en Sevilla). Pero en mi oficio, como en todos, se degenera sin cesar y cada vez toca hacer cosas peores. Ojalá pudiera hacer alguna más, alguna vez. O ganarme la vida sólo así, sería un sueño. Mientras, por aliviar la añoranza, vaya una de mentiras con las reglas de verdad, tengo que terminarla en media hora aunque nadie la esté esperando al borde del infarto en ninguna redacción ni haya extensión máxima. A ver qué tal. A ver si me acuerdo. La ficha y el "uno a uno" me los ahorro. --------------------- Simeone, el relojero Era, la de relojero, una profesión de prestigio. Lo era cuando todos llevábamos reloj, los apreciábamos, antes de mirar la hora en pantallitas y olvidar aquel ritual de estirar el brazo, antes, de buscar el bolsillo del chaleco. Estaba asociada a la pericia, lo meticuloso, el ...Continuar leyendo
Acaba de llegar una comunicación de gabinete de prensa que me alegra. Está bien que ganen los buenos. La nota oficial dice talcasí: EL PREMIO A LA PROMOCIÓN TURISTICA “VILLA DE PUERTO REAL” SERÁ OTORGADO AL COCINERO MAURO BARREIRO El popular chef ha conseguido colocar en un lugar de referencia su joven restaurante en un tiempo record. Puerto Real recibe la visita de muchas personas gracias a la gastronomía del cocinero que exporta el nombre de la localidad a todos los foros mediáticos El Ayuntamiento de Puerto Real concederá el Premio a la Promoción Turística "Villa de Puerto Real" en su edición 2013 al cocinero Mauro Barreiro. Así lo ha hecho saber esta mañana la alcaldesa, Maribel Peinado, una vez que ayer el delegado de Turismo, Javier Traverso, felicitó personalmente al agraciado y le trasladó la noticia. El premio anual reconoce a aquellos particulares, profesionales o colectivos que con su labor diaria contribuyen a divulgar y promocionar la localidad. ...Continuar leyendo
Tan plomizo me habré puesto con lo de "nunca he ido a El Brocal" que un amigo que arrastraba el mismo pesar en el alma se ha animado a ir. Ha tenido el detallazo de escribir una crónica espléndida. Aquí la pongo (el texto que va en azul). Más que ayudarme, lo ha puesto peor porque confirma todos los halagos que le dedica Holoturia, otro miembro excelso de nuestra pandilla de siempre que es gran fan y que lleva años parando por allí, llevando uno a uno al resto de colegas, insistiendo conmigo. Con lo que me gusta la carne... incluso la de ternera, cerdo, caza y aves. Si de esta no me animo... A ver si se me va a jubilar el dueño-contable-maitre-camarero-casicocinero. Además, hay una cita propuesta con Partidario y Partidaria. Con esa compaña sería el remate. Algún día iré al restaurante misterioso, ese en lo alto de la colina, en la carretera hacia el fin del mundo, con un farol en la puerta, bajo la tormenta. Cruje la puerta al abrirse y se ve la silueta negra ...Continuar leyendo
Me fascinó 'El vano ayer', como a casi todos los que lo leyeron. Después llegó el palo con 'El país del miedo'. No es que me disgustara o aburriera, ni mucho menos, al contrario. Me asombró por el desasosiego que creaba ese relato cotidiano del pánico de un padre, cobarde como somos casi todos, ante el acoso violento que sufre su hijo adolescente. Y por su particular estructura, mezcla de ensayo informal (sobre los tipos de miedo) con el relato. Llega un momento en el que, más que distracción o enajenación, buscas en cada novela, en cada película, en cada canción, algo que mueva el ánimo. Que lo suba si está bajo o lo baje si se te escapa la ocurrencia esa de creer que se puede ser feliz un rato. Lo que sea que te zarandee, para calmarte o azuzarte, pero que te deje cavilando unos días, que se quede dentro. Por eso, esta novela me pareció admirable, por incómoda, todavía me acompaña algún repelús que me contagió, sobre todo en los aparcamientos de los hipermercados. ...Continuar leyendo
Este magnífico artículo de mis compis Mercedes Morales 'Moralita' y Francis Jiménez 'El Nervioso' me parece de lo más acertado y conveniente. Es sesgado, parcial, porque la prensa ni puede ni debe ser neutra, debe aspirar a contar hechos probados e incuestionables (risas) y, después, además, a tomar partido. Y este lo queremos jugar y lo queremos ganar. Este reportaje es de los pocos que me hicieron sentir orgulloso del oficio en meses, aunque no participara directamente, sólo como lector afortunado (antes de que se publicara). Creo que merece la pena. Han salido grandes profesionales de ahí y no sólo hablamos de cocineros. El talento para llevar una sala, grande o chica, para dirigir ese delicado ritual de ayudar, asesorar y acompañar de chinorris como Toni (Arsenio) o Tamara Cansino (Valvatida) no llueve del cielo.  Por no hablar de platos. Si Sopranis, Mauro, La Candela y tantos otros son ahora una delicia, asequible y frecuente, además de una pequeña ...Continuar leyendo
Casi todos somos alérgicos a la reiteración aunque la perpetremos cada día. Usamos la misma velocidad para repetir que para cansarnos. Escuchamos una expresión y, quién sabe por qué, agarra, triunfa. Pasa con los humoristas, con los amigos, la tele, internet, espontáneamente, se pega. A mí me ha dado ahora por la pueril y ordinaria costumbre de llamar "cabeza" a todo el mundo. Espero que me dure días. Me gusta jugar con las palabras pero carezco de paciencia y constancia. De pronto, una chica dice "la he liado parda" y se convierte en expresión de significado particular pese a ser manida al segundo día. O lo de "no es seria, es lo siguiente". También ocurre con el "sí o sí", de origen argentino, creo, yo se la escuché por primera vez a Dertycia cuando se usaban grabadoras (Pleistoceno Inferior). Me da muchas arcadas por lo que tiene de autoritario y porque se le escuchaba mucho a Del Nido, el presidente de fútbol más repelente de Primera División (que ya es decir) ...Continuar leyendo