lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google

Archivo para febrero, 2014

 

Tenía pendiente la segunda parte de nuestro repaso periódico a la trepidante vida hostelera local y/o pruvinsial. Pero ha sucedido algo que me ha impedido cumplir, que ha cercenado por la mitad las previsiones. Se trata de un cierre que me ha helado la sangre y me ha dejado si blabla. En gastromanía creo que hay, al menos, dos tipos de cretinos identificables. Los que levitan sólo con lo tradicional (aunque no lo prueben ni conozcan) y los que salivan únicamente con lo vanguardista (aunque no lo caten ni lo entiendan). También existen cretinacos sumos, como el que suscribe, adscrito a las dos peñas en días alternos. Entre los posturitas locales de lo tradicional gusta decir que el Brim, en la calle Compañía, ese bar atávico y ajado, cerca de la Plaza de las Flores, pone el mejor café de Cádiz. Queda bien decirlo, hablar del abuelo, de Matagorda y el lavadero pero igual el rapsoda del pretérito ni lo ha pisado en su putérrima vida. De esos, haylos a manojos. Yo ...Continuar leyendo
Columna publicada en las páginas de Carnaval, en La Voz, del 24 de Febrero de 2014. Por si lo ve, con cariño para Germán, compañero de trabajo que se ha llevado un sofocón, fruto de una enorme injusticia. Esto es de broma, por reírnos, por relativizar. ------------------- No es para tanto Todos los años el mismo lío, por las mismas fechas, y la misma incomprensión. No entiendo tanta tensión, tanta expectación, los cabreos y las sospechas sobre intrigas. Me cuesta pensar que en despachos y reuniones se hable de esto porque, aunque despierte cierto interés, al cabo, es un juego. No es más que gente que hace cancioncillas para intentar divertirse y agradar a otros. Luego, unos las puntúan, las ponen en orden así, de pronto, tras escucharlas pero eso no quiere decir nada. Para empezar, las sensaciones o emociones que te provoca una música combinada con una letra son muy difíciles de cuantificar. “Esta vale 9 pero la siguiente sólo me ha merecido un 7 por la tonalidad ...Continuar leyendo
Qué asco de dinero. Dadme todos el que llevéis encima que voy a ir a un sitio a quemarlo. Fiaros de mí ¿Cuándo os he engañado yo? Verás, que a partir de hoy, este blogfrs lleva publicidad. Que parece que las visitas han subido, y subido, que no dejan de subir hace meses (nunca he mirado, igual han subido de 6 a 9, que es un 50% no me jodas) y Google, in person, in the real life, se ha interesado. Yo había visto, al llevar a los niños al colegio, que Bill Gates y Zuckerbergerfherbgws estaban en el portal casi todos los días. Al verme salir se daban codazos: “Éntrale tú”. “¿Yo, carajo? Eras tú el que quería venir, yo qué voy a decirle. Ve tú”. Así, cortados, dubitativos. Por no empeorar su pudor, yo no les decía nada y seguía. Pero se han puesto en contacto con el jefe de todo esto, el mecánico, el que aporta las greñas a la grey de los 4 Fantásticos, el que lo parió (junto con Alex Sánchez Alarcón) y hace que funcione. Después de meses de ...Continuar leyendo
Siete patrullas de la Unidad de Intervención Policial en Situaciones Acojonantes (UIPSA) mantienen rodeado un edificio del barrio del Avecrem en Cádiz -en la calle Victor López número 71- desde las siete de esta mañana. Equipos antidisturbios en todos los accesos y francotiradores apostados en los inmuebles colindantes impiden que cualquier persona entre o salga del edificio. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia de Cádiz han confirmado que el motivo de la operación policial es que la finca carece de una frutería en los bajos. La insólita e inexplicable ausencia de un negocio de estas características, y la falta del preceptivo anuncio de verduras de Conil, ya levantó sospechas en las autoridades. Las pesquisas previas certificaron lo que muchos vecinos de Cádiz murmuraban, cotillas como son, desde hace semanas, que era el único bloque de viviendas en la ciudad, tanto Cascontiguo como Stramuro, que carece de un establecimiento de este tipo. Es ...Continuar leyendo
Madres, abuelas, tienen un don para el terror psicológico que váyase a la mierda Hitchcock. Utilizaban un diminutivo, en el momento adecuado, con el tono perfecto, y grababan a fuego el mensaje amenazante para los restos. "Ten cuidaíto con lo que haces". Como con eco, eco, eco. Atiéndase a que la clave se resaltaba suavizándola con diminutivo. Sublime. Arquitectura de la perversidad. "Cuidaíto", nunca "cuidado". Y así creces. Teniendo cuidado con lo que haces, que es nada. Las ganas. O cuidándote de que nadie se entere de lo poco que haces. La advertencia perdura. Hasta Michael Jackson lo mete en el estribillo de 'Billie Jean': "Be careful what you do". Jamás pensé que la estrella difunta y mutante compartiera discurso con la abuela Luisa, difunta y mutante también. Cuidadito con lo que haces te machacan también luego. Ya con plural mayestático, también enigmático, cuando peinas bigote: "Cuidadito con lo que hacemos". Ahí lo dejan, colgado en el aire como ...Continuar leyendo
Sería José del Toro una calle que representa bien la empanada del comercio gaditano. Un microcosmos en pendiente y con todo el caótico sofrito dentro. Están los jóvenes que lo intentan con oferta nueva (La Clandestina, Usted está aquí...), los veteranos resistentes como el excelso ultramarinos El Bulevar y Enrique con sus instrumentos, están los pijos con salakoff de La Bella Escondida que vienen a disfrutar de la decadente ciudad esnob, tiene sus locales cerrados, también se han producido mudanzas inexplicables de tres metros (Gades Beer) fruto del cambalache inmobiliario que aún aprieta, tiene su letanía de escaparates yermos (echo de menos una tienda de ropa molona que ahora es una barraca, otra), bracea con dignidad algún bar mítico y jazzero tratando de respirar, campan varias franquicias impías y, verse, se ven muy pocos clientes. Pero lo que mejor convierte esta calle en ejemplo es la tormentosa relación entre administraciones, comerciantes y vecinos, ...Continuar leyendo
A mí me parece que el Carnaval de Cádiz tiene una parte plomiza, reiterativa y ombliguista, cateta. Otra mezquina, mucho de suciedad, de infantiloide, molestia y desbarre. En buena parte, como todas las fiestas multitudinarias de España (estuve en San Fermines, amigos, y vi una calle alfombrada, literalmente, de gente borracha durmiendo sobre varios centímetros de orina). También me parece que todo eso convive con un prodigio colectivo, con un milagro coral, oral, participativo, hasta musical, con la mejor tradición satírica de España asombrosamente viva, reproducida cada fin de invierno a través de mil cabezas y cien mil lenguas que nunca mueren, sólo cambian de inquilinos. Habría que explicarlo mejor, lo uno y lo otro. Los que sepan, puedan y quieran. Dos ejemplos de lucidez al abordar la cuestión. Ejemplo uno. Pinchaquí. Ejemplo dos ...Continuar leyendo