lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google

Archivo para abril, 2016

 

Pero vienen a ser lo mismo. Ocurrencias onanistas (todo lo es en un blogrhfs) que uno suelta sin recato. A unas horas de que empiece la temporada veraniega (por estos lares solares empieza con mayo y acaba con octubre), unas cuantas consideraciones o soplapolleces improvisadas: .- Hace tiempo que no hacemos el Premio Anual al Mesero Adorable (los célebres PAMA, rompiendo la PAMA). Además del gran Ortiz de La Casería o del eterno David Scholes de El Faro, que ya tienen el galardón a título honorífico cual Tom Hanks o Meryl Streep de la hostelería gaditana, hay que destacar nuevos valores. Pues eso, que hay que destacarlos, que te pongas. Que hay que decírtelo to. Que hay gente muy estupenda, vocacional y achuchable. Que sólo nos acordamos de los siesos cuando nos tocan pero a los trañables practicantes del respeto mutuo los damos por amortizados, como si fueran automáticos. Espero vuestras propuestas. Yo empiezo con dos: el que lleva el Lizarrán en El Corte Inglés (que ...Continuar leyendo
La dulcérrima Dovie, la deliciosa Palomita, una de las adorables amigas de letras que me acompaña desde el inicio de este juego, es de esas personas cabales e inusuales que hace lo que dice. Y dice mucho. Eso dice mucho. Dijo que alimentaría a este gordo tragón, que gusta de comer palabras, y ha cumplido. Aquí van unas recomendaciones de Sevilla, ciudad en la que vive ahora (pronto la rescataremos, Cádiz gana mucho con ella dentro) y así ejerce como corresponsala, como enviada especial. Ella es especial. En todo. Every breath she takes. Qué me ha divertido leerla, qué práctico me resulta y qué alivio: tampoco me gusta el ceviche. Casi todos los sitios están cerca de la Alameda de Hércules porque ahora para mucho por allí. Curiosa recuperación la de esa zona, dolida, deprimida y herida casi siempre. Ahora presumida y lucida. Ahí va: -------------------------------------------------- Bueno querido público, os voy a exponer mi primera intervención desde ...Continuar leyendo

uno de nosotros, al menos, uno, es fantástico.

Hay formas de alegrar un viernes cualquiera.

Un sobre anónimo con algo deseado es una de ellas.

Ahora mismo, creo que de las mejores.

Gracias.

Wcg6PKAu

Uno de los más grandes del periodismo reciente, soplando 70 velas.

Vídeo aquí.

P.S: Como tantas obras de arte mayores y menores, como tantas acciones memorables, fundamentales, fue un encargo hecho de mala gana. Al ingeniero que la hizo no le gustaba, la diseñó a mala gana por cumplir órdenes. Se han vendido millones.

Por lo visto, si escribes un libro, eres escritor. Estoy asombrado con el descubrimiento. Si tienes un blog, eres bloguero ¿y si lo dejas? Si te haces un helado, heladero. Si te encierras, cerrajero. Si abres tienda, tendero. Si haces bollos... crítico de cine. Es así de fácil y de rápido, al parecer. Divierten mucho las etiquetas, dan una mezcla de curiosidad, risa y espanto. Gadita, periodista, padre, golfo, aburrido, hijo, lagranputa, buenagente, maldito, vecino, personaje, periodista, miarma, bajito, funcionario, machorra, sieso, cadista, facha, capillita, hipster, pijo... Como todo el mundo, caigo en usarlas, son golosas, tendemos a la pereza mental. Creo no creérmelas pero eso cambia poco. Como todo el mundo, me pasman cuando me las ponen. Porque todos dudamos tanto, mudamos tanto de humor e ideas que cuesta ser algo mucho tiempo. Otra cosa es lo que los demás piensen, o digan pensar (suele distar). Como escritor [risas enlatadas, largas] nos tocó ir a Sevilla ...Continuar leyendo
Confieso que veo la tele. A ratos sueltos, a deshoras. Nunca veo casi nada cuando lo emiten. Siempre grabado o a la carta, como dicen ahora los tecnofinos. Será por dejadez o por comodidad, por horarios, por los niños, por el cambio de hábitos del que habla todo el mundo, lo que sea. Pero la veo. Por más que mi vasto prestigio intelectual pueda sufrir algún menoscabo, incluso cierto desdoro en la punta del pomodoro, admito que me gusta y todo. Un hortera que soy, un inconsciente, un antisistema. Podría invertir ese tiempo en releer a Joyce, a Bakunin o en repensar la primera etapa de Wagner pero yavé. Soy cachocarne. En este año de pausa bloguerófila, casi todo 2015, que macuerde, me han llamado la atención estas cosas (dime tus cositas, anda, por curiosear yo también en casa ajena) .- Vi Los Soprano y creo que me alegraré siempre, que la releeré y la saborearé mucho tiempo. Fue hace meses, con 15 años o más respecto a su estreno. Qué más dará. El término ...Continuar leyendo
De tanto placer que ofrece la Taberna La Manzanilla, hay uno que se dice poco. De toda la virtud contagiosa de sus barriles sabios y su barra de charol, hay una que se cuenta poco. De todos los halagos que le dicen y cantan (siempre me parecen cortos), hay uno que se olvida mucho. Tiene uno de los mejores silencios que se despachan en Cádiz, en la provincia, en la tierra (la de por aquí). Vende el mejor silencio en muchas hectáreas a la redonda. Siempre tiene reservas. Siempre lo tiene fresco, delicioso, al punto. Mira que sus mollates, y cómo los combina José, son exquisitos pero nada como la paz que sirve la trastienda, ese prototipo en madera de la máquina del tiempo. Incomparable, maravillosa. El tocayo sabe que tengo un rito, una manía, una superstición. Cuando necesito retiro, dos vasitos de valor y un rato sin palabras, busco esas tablas. Allí no hay más ruido que algún susurro guiri, algún saludo amable de un vecino de tarde en tarde. Ninguna ermita ...Continuar leyendo