lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google

Archivo para abril, 2017

 

No voy para viejo. Ya he llegado. Así que siento una irrefrenable y enfermiza atracción por las obras. También por los escaparates de las ferreterías (esos taladros, esas cafeteras italianas, los enchufes múltiples, las bombillas...). Hubo un tiempo en el que me atraían los anaqueles de las confiterías, de las librerías, las licorerías, las lencerías pero ahora son los cacharros, los objetos, las reformas. Nunca es triste la verdad... En este último apartado, el de reformas, hoy me encontré con un asombro completo. Paseaba, nada apuradillo, arrastrando el escroto, de hecho, disfrutando mis mañanas al sol, saboreando mi exilio laboral, cuando pasé por Candelaria. No pude reprimirme. Puse las dos manos cruzadas a la espalda, justo por encima del culo, eché el cuerpo para adelante y empecé a mirar levantando la barbilla, con aire de muy enterado. Entré en Sonámbulo, sólo dos pasos. Estaba abierto (aún sin actividad, pero abierto) y medio oscuro. Casi listo, ...Continuar leyendo