lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google

Archivo para septiembre, 2017

 

En las paredes he visto una leyenda: "Se vende". La frase resulta muy familiar pero en este caso me apena por la pared en cuestión. Es la del Loanca, en el Paseo Marítimo de Cádiz. No sé si la intención de vender que anuncia se refiere al local contiguo, a otro espacio colindante, al edificio entero, a un piso superior, pero está muy cerca de la puerta y me ha dado pena la posibilidad (sin confirmar, que esto no es un medio ni yo soy periodista) de que se trate del bar. Es una lástima chica, impostada, falsilla, como casi todo lo que se dice o se escribe, en internet o en cualquier parte. Tampoco es que fuera yo un habitual de aquella particularísima barra, un cuadrilátero al que se asomaban los clientes por dos lados. Ni de sus mesas pequeñas, sacadas del cuento de Blancanieves, puestas en fila, en la pared orientada a la playa. Simplemente disfruté una decena de veces de la luz atlántica y orillera que rompía por las ventanas viejas, que convertía a todos los ...Continuar leyendo
Publicado en Gurmé (La Voz) el 3 de Septiembre Aquí el enlace directo Chiringuito 180º (Cádiz) El irresistible encanto de lo sencillo Por Antonia Meléndez La visita al chiringuito predispone a tener los pies en la arena mientras se cena, ver el atardecer y disfrutar de la coreografía de olas en la orilla. Eso dicta la norma. Y no hay nada más aburrido que seguirla. Al otro lado del atardecer gaditano –en el amanecer, de hecho– también hay vida chiringuitera. Cierto que aquí, lo de tener los pies en la arena mientras se disfruta es complicado. Tirando a imposible. Y que el sol no se esconde en este lado. Se despierta, aunque a unas horas en las que el local está cerrado y la cena tampoco es aconsejable. Pegaría el desayuno. Con todos los cambios, aquí también hay brisa marina y silencio. Y vistas, pero otras. Es Cádiz al revés, el otro lado. Es una paz con paisaje industrial al que cabe conceder cierto encanto. Y con un puente gigantesco que brilla de noche.  Ahí, ...Continuar leyendo