lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google

Cada vez me da más vergüenza recomendar. Con los años, crece.

Menos mal que aquí fui yo el recomendado (una vez más).

Gracias a los que me aconsejaron ver ‘La mejor oferta’. La vi, a ciegas, no recordaba el año de estreno (luego supe que 2013), ni el director (luego supe que el eterno Tornatore), sólo sabía hace meses quién era el protagonista (el agrietado Geoffrey Rush).

la-mejor-oferta-la-migliore-offerta-sala-retratos-1

Los que me habían dicho, mucho y bueno, son gente que gasta elegancia natural en cada gesto simple, en cada palabra cotidiana, sin querer. Tanta, que ni me insinuaron de qué iba.

Creo recordar que Marguerite, Antoniodlr y el amable dependiente del videoclub que, sin preguntarle nada -que casi nunca pregunto la_migliore_offerta_the_best_offer-836768653-largenada en ningún lado-, me soltó mientras tecleaba el DNI: “Si hubiera un incendio y sólo pudiera salvar una película de aquí, sacaba ésta”.

Se me abrieron los ojos como dos DVD.

He conseguido verla sin prejuicios, sin información pero con expectativas (grandes sijasdeputa). Las ha superado, las he toreado. Qué delicia. Para los ojos y la cabeza que me quede, palapatata. Espléndido cine clásico (da igual que tenga tres años), añorado cine de género (dos concretamente, cruzados con maestría, que no pienso mencionar por si queda alguien tan atrasado como yo). Una delicia hasta en lo que tiene de predecible. Más que decepcionar, la confirmación de lo que ves venir te mete más adentro de esa villa, de las obras de arte, de la condena a la más sofisticada soledad.

La mejor oferta, no sé. La mejor propuesta en mucho tiempo, desde luego.

  1. M.J.

    en enero 18th en 9:23

    Me encantó a mí también. Me gustó mucho Big Eyes. Y se agradecen las propuestas, que a veces no sabe uno para donde tirar.