lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google

De vez en cuando, conviene recordar lo obvio. Repaso de los sitios que me gustan en Cádiz, para recordar que me agrada visitarlos. Juguemos a hacer listas, que es muy entretenido. De camino, a ver si os pico, descubro algunos nuevos y, accidentalmente, podemos darle alguna pista a alguien que lea, aunque no hay sorpresas.

Empecemos por Cascontiguo. De Puerta Tierra, Padentro.

Máxima recomendación, con salto mortal hacia delante, sin manos, caída libre tras tirabuzón dorado y pies clavados antes de la genuflexión y remate con inaudible gemidito de placer:

Para el aperitivo:

.- Taberna La Manzanilla, calle Feduchy. Un templo imprescindible que tenemos que cuidar entre tots.

.- La Cepa Gallega, en Plocia. Ágora con tinto del bueno.

.- Casa Manteca, si o es Nochebuena ni Carnaval. Para saludar hasta a Louis de Funes, que está en la pared.

Tapeo por el Casco Antiguo: 

.- El Beato. Muy cerca de la plaza de España, buscar la calle Beato Diego, que sube desde el lateral de Diputación. Local amplio y multiusos, de desayunos a copas, pero nuevo y con una sorprendente apuesta por un tapeo divertidísimo, creativo y delicioso. Cada vez le gusta más a más gente. Ambiente de funcionarios y jóvenes. Ideal para tomar algo antes de empezar una noche de diversión. Carta amplia y amena.

.- El Garbanzo Negro. Junto a la Torre Tavira. Tapeo de aire casero. Taberna cabal. También cerca, para los que gusten de carne sin más compañía que la plancha, sin grandes elaboraciones, a precios populares y con alguna propuesta curiosa de cocina (gran sopa de tomate que probé el otro día), La Montanera, a menos de 50 metros.

.- La Barra del Falla (calle Ceballos, casi en plaza del Falla) y Show de Tapas (calle San Francisco). Sitios modernos y cuidados. El primero me agradó más al principio. El segundo tiene detractores, pero me vale. Admito que son sitios de comida Ikea, más de apariencia que de enorme calidad, pero universales, que venden cierta creatividad cartas amplias y vinos interesantes a todos los públicos, a todos los bolsillos y a todas las edades.

.- Bar Nono. Detrás del Hospital de Mora, a cien metros de la estatua de Simón Bolívar y el Hotel Atlántico. Tapeo excelso pero en un local sin glamour ni estética. Buenos churros por la mañana, parroquianos. Honor de barrio. Rollo familiar. Afortundamente.

.- El Faro. El principio y el final del tapeo en Cádiz. La barra lleva años sin fallar. Mantiene la apuesta por la materia prima y su carta aún es referencia para casi todos. Un servicio 10. Está en todas las guías, tiene prestigio a raudales hace años y eso se paga con apreturas, empujoncitos. En puentes, festivos y demás, suele estar lleno de visitantes.

.- Rosa de los Vientos. En Corralón de los Carros, junto al antiguo instituto. Para barra o para sentarse. Gran cocina creativa. Materias primas inusuales (marisco o carnes rojas infrecuentes), guisos de tierra adentro. Puede ser asequible si se va de tapas. El aspecto del local es lo único modesto de una apuesta grande, difícil. Postres propios, gin tonic. El Balneario, ya en la calle La Palma, tiene también sus fieles, pero yo lo he probado poco. No sé, me parece de los sitios en los que te tienen que conocer. En Jesús Nazareno, en los límites de La Viña con el Falla, hay un local que hace esquina, Le Bistró, rollo francés real. Probé una cosita un día y me quedaron muchas ganas de volver a engordar la opinión.

.- En la zona de la Plaza de Mina, el Piccola, en la esquina de la calle San José. Gran surtido de tapas elaboradas, garantía de un clásico. La Perola, en Cánovas del Castillo, ha mejorado mucho en servicio y su enorme surtido de tapas es atractivo, aunque también es un riesgo tanta cantidad de oferta tanto tiempo. Casa Castillo, en Zorrilla, a mí no me gusta por alguna experiencia que he tenido, por actitudes más que por platos, aunque admito que son capaces de ofrecer gloriosas tapas caseras. En la misma calle, a dos metros, Cumbres Mayores, siempre lleno, buena relación calidad precio para los adoradores del cerdo y la carne. Amplia y atractiva carta de tapas. El Gaucho, en la calle Buenos Aires, me gustó en los dos primeros tapeos aunque he ido poco. Sabores argentinos adaptados al gusto local.

.- En Mentidero-Veedor. El Ultramarinos de Veedor, el antiguo, con su increíble surtido de tortillas de papas, aún es la mejor apuesta, de largo. El resto, calle o plaza, cambia tanto de oferta, nombre, propietarios y demás que me pierdo. Hay un italiano, Capriccio, en Enrique de las Marinas de lo más curioso, sin pizzas, de decoración kitsch.

.- En Plocia, me gustan, para sabores de siempre, vasco-galaico-andaluces, Atxuri o La Cigarrera. Para tapeo de siempre, Garum que además cambia mucho la carta y se agradece. Usodimare es una de las mejores propuestas de cocina italiana en la ciudad. Ya no tienen tantos problemas de servicio y sus pizzas, o su tiramisú, son los mejores a este lado de Cortadura. La Bodeguita de Plocia también compite con los mesones tradicionales, chacinas, carnes… Cada vez le gusta más a más gente. A su vera, As Meigas, solo he probado una vez y me gustó sin entusiasmo. Me faltan datos.

.- Calle paralela, Sopranis. El restaurante de ese mismo nombre es uno de los mayores placeres de la minicity, para mí. La mezcla de precioso local, espléndidos anfitriones y cocina creativa dan como resultado un sitio espléndido. Cada vez que voy, me gusta más que la anterior. Rayuela, con un toque hispanoamericano, comparte las mismas virtudes, una por una. Buen sitio para comer carne. La Rambla es un clásico necesario para entender la huella que cántabros y gallegos han dejado en la cocina de aquí. Espléndido sitio de siempre en el que es difícil salir mosqueado.

.- En la Zona de Plaza de Candelaria-San Agustín, me ha gustado mucho (por carta de vinos, sobre todo), el Di Vino, en la misma plaza. Es local diminuto pero me encantó. El Cañón, en la plazuela cercana, a la espalda, ha tenido cocina irregular. He probado delicias y decepciones pero es gran local, en el que conviene repetir. Todo terreno, del desayuno a la copa nocturna. Gran vidilla social, carnavalesco-cofrade-gaditóloga. Yo no soy nada de eso, pero tampoco me molestan. Entreabierto, en el callejón de Vargas Ponce, no lo he probado aún. Lleva medio año abierto. Me han hablado bien (dos) y regular (otras dos personas). La Abuela Élfrides, en la plaza San Agustín, y El Mesón de las Américas, a cien metros, a la espalda del hotel Senator, son apuestas seguras si te gusta la carne y los sabores argentinos. Gran local y terraza el primero. Peticito el segundo, que aún lo prefiero. ¿Las mejores empanadillas criollas a este lado del Atlántico?. Sin alejarse mucho, Zapata, en Cardenal Zapata, tiene muchos fieles, sobre todo treintañeros. Y la Terraza Joselito, de cara a Canalejas y el muelle, es un placer. Se está muy, muy bien y aún es posible comer muy, muy bien en un lugar con vida propia, punto de encuentro de mucha gente muchos días.

.- En plazuela de Abreu (entre el Campo del Sur y la Plaza de Abastos) hay sitios con gran predicamento. A los pizzólogos les gusta mucho el Michelangelo, que está allí. A mí no me entusiasma. Muy curioso, en cambio, el local que combina platos de varios países de América del Sur, alguno magrebí y propuestas españolas. Se llama El Dorado, muy recomendable para curiosos y noveleros.

.- En El Pópulo, La Sidrería frente al Pay-Pay me encantó por estética cuando fui pero me decepcionó mucho la cocina. Lo de la sidra es divertido, pero a mí no me gusta esa bebida. Aún así, creo que el propietario es tipo inteligente y sabrá ser autocrítico. El sitio, el lugar, merecen muchas revisitas hasta que den con las teclas que faltan. En El Teniente Seblón se está bien, a distintas horas. Tapeo curioso aunque la comida no es su prioridad. El Malagueño, siempre que no esté invadido de turisteo, sigue firme con sus tapas materno-caseras, tan modestas y simples como ricas. Gran cuesta en la que dejarse caer durante horas. La Favorita también tiene una oferta muy cortita, pero más atrevida, para comer. Como salón para tomar copas y ver como el tiempo dobla por la esquina, un placer. Y ese espejo…

Café, Copas, Postres.

.- Soy fancérrimo de El Café de Levante, por encanto, por parroquia, por aspirar a la vida bohemia, por decoración, por penumbra, ambiente y porque sí. Sin salir de la calle Rosario, El Habana pionero del mojito verité y de muchas cosas más. La Nueva Colonial, con esa terraza en la Alameda Apodaca, con hilo musical de chorrito de agua de fuente me parece un prodigio que ojalá dure muchos años. La Canela va mejorando aunque siempre parece estar a medio rehabilitar. La esquina y el castillete, aún así, son una maravilla. De Quilla, la vista sobre La Caleta y los detalles (prensa, WiFi, biblioteca, exposiciones…). Maravilloso para ir con niños, con parquecito contiguo y tráfico ya capado. Acabo de descubrir el espresso de la heladería Vienna, en San Miguel casi con Novena. Me encanta saludar a Carlos en el Bar Liba, con su café de siempre. Hablando de trienios, el Brim, en Compañía. Y por sabor, La Tetería de Mina, entre esa plaza y Antonio López. El Pópulo conserva cierto encanto para las copas, pero cada vez son más bordes con la hora y los límites. Me quedo con La Gata Lupe, de largo. El Archivo de Indias, también. En otro sitio, en Enrique de las Marinas, tengo gran curiosidad por el Spam Klub. Si el rollo es como el de Batti-Baroc, me gustará. En la Punta, ya sabéis que me gustan los sitios nuevos que han apostado por el directo. Supersonic, sobre todo, e Imagina.

.- Para golosotes, el hojaldre de Casa Hidalgo, frente a la Catedral, El Gallego, vamos, que ni era gallego ni nada. Pero su legado se conserva exacto pese al relevo generacional. Ya se ha puesto en marcha su declaración de PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD. Cualquier dulce o salado que lleve hojaldre es de cata obligatoria. Multiorgasmo retropalatal fulminante garantizado. También me gusta La Poeme, en la cuesta del Mercado de Abastos. Gran pastelería, aunque con limitado surtido, buen café, buen servicio, una delicia. Maype, en Corneta Soto Guerrero, merece una visita. Aunque es repostería tradicional, es un placer para la vista, como volver a tener cuatro años y caerse en un escaparate gigante de golosinas. Un pulcro y ordenadísimo carajal de colorines, caramelos antiguos, bombones clásicos…

Los que no están no es que se me hayan olvidado, es por darte bola y que te apuntes el tanto (ja, ja, ja…)

  1. Quique Martin Grimaldi

    en octubre 15th en 11:01

    Qué pedazo de guía de bares de Cádiz!!
    Buen trabajo, pero no olvidaros de los beduinos. ¿Sabíais que le llaman tirillas a los de intramuros?

  2. Lovely

    en octubre 15th en 11:51

    @ Quique
    Zí, zí, queda la segunda parte en la que, entre paréntesis, pondrá (Puertatierra-Beduinolandia).

    Gracias. Ven aquí, a mis brazos. Plas, plas, plas (tres palmetadas). La segunda, ha picado un poquito.

  3. ana

    en octubre 15th en 14:00

    Pues jijo, como no te ponga un par de peluquerías molonas en el centro… por que lo que es de comercio y bebercio, creo que lo has puesto todo, todo, todo!
    Vaya guía que te has currao, Lovelyman! Pa imprimirla y enmarcarla!!

  4. Lovely

    en octubre 15th en 15:03

    @ Ana

    Peluquería, la de mi madre. Classic total. Dice la pobre que su clienta más joven tiene 60.

    Gracias. Queda la parte de puertatierra. Se agradecen colaboraciones.

    Metza olvidado La Clandestina pero, como es sitio especial, le hacemos algo literario y repasamos lo que acabamos de leer, lo que estamos y lo que leeremos. Que nos quedan muchas, muchas cosas que leer, ojatzos.

  5. Abel

    en octubre 15th en 19:02

    La Barra del Falla pasó a ser, hace días, La Gorda te da de comer.
    Buena relación, aunque habría que hablar de algunos que han perdido calidad, servicio y encanto. Otro día lo hacemos, ¿vale?

  6. Lovely

    en octubre 16th en 9:05

    @ Abel
    Joder con la Gorda, no deja de crecer. Por cierto, que he echado algún rato bueno en el local de General Luque y podría estar perfectamente en ese listado apresurado.

  7. Lovely

    en octubre 16th en 9:08

    @ Abel
    A la relación le falta actualización, seguro, y tendrá algún olvido imperdoneibol, pero la cosa era provocar un poco. Me queda la mitad de Extramurots.

    Por cierto, precioso el motivo de su nick, nombre virtual o ciberapodo, que de todo se entera uno.

    Gran alegría verle por aquí. ¿Qué tal As Meigas?

  8. Rosa

    en octubre 15th en 19:22

    Estupenda guia, pero creo que La Barra del Falla, ya no es la misma, pues la otra noche fui a ver a Alberto Cortez al Falla y lo que me encontre alli fue La Gorda te da de comer y la pizzeria Capriccio si era con esquina con Vea Murguia, esa,dos veces que he ido a casa de mi mami la he visto cerrada. Perdon por la rectificacion.
    Y por lo demas, muero por las tortillas del Veedor

  9. Lovely

    en octubre 16th en 9:11

    @ Rosa
    Era para que me ayudárais a ponerla al día, así que las correcciones se agradecen y se necesitan. No me extrañaría que hubiera cerrado Capriccio, y los que van a caer este otoño-infierno. Lo de la gorda también me lo comenta otro parroquiano. Había decaído mucho La Barra del Falla, la última vez que fui me llevé un palo. Igual, si no podían hacer lo que querían, lo mejor es pasarlo. Tuvieron unos primeros meses fantásticos, con aquella crack filipina.

  10. Abel

    en octubre 16th en 10:44

    Estuvo bien. Terras Gaudas para acompañar pulpo a la brasa, ración corta y trozos algo durillos, me gusta más cuando me ponen la pata entera y más braseada; berberechos en el tono de los actuales, de “granja”, pero bien; rape a la gallega muy bueno; y una buena ración de raxo. Las patatas como son habitulaes últimamente en muchos sitios, incomprensiblemente sosas.
    Y en mi mesa no hací calor, en otras tengo la impresión que sí.
    ¿Y a ti?

  11. Lovely

    en octubre 18th en 10:00

    @ Abel
    Sí que estuvo bien. Probé unas navajas muy ricas. También unas almejas a la marinera. A mí me encantaron las almejas, no la salsa (de textura algo lechosa y con un excesivo punto a limón y perejil, para mi gusto) aunque mi mujer flipó con las dos cosas. Chuletón más que correcto. Me equivoqué con el vino. Una jarrita de albariño tinto de la casa que no me gustó. Debería haber tirado por Terras Gauda, apuesta segura y deliciosa que han tenido el acierto de poner de vino de cabecera además del, durillo, de la casa.

    Lo mejor, el servicio. Nos atendió una mujer de lo más didáctica e informativa, que nos lo explicaba todo con brevedad y respeto, de dónde venía, esto es congelado, esto no. Nada tardó, nos invitó a dos chupitos cada uno sin insinuarlo siquiera. Un encanto. Y, sobre todo, las patatas fritas que acompañaban, en plato aparte y ración faraónica, por la pirámide que hacían. Parecerá receta simple, aburrida, mil veces vista pero qué delicia de fritá de papas. Como dicen los alemanes, hasta lo fácil hay que hacerlo bien. Impresionante. Lo mejor, sin ironía ni cachondeo.

    A mejorar, el acondicionamiento del local. En el salón interior, fektivamente, hacía calor pese a un gran ventilador Orbegozo que hacía volar manteles. Tienen seis meses para arreglarlo de veras o allí no se podrá estar. También había un rincón feísimo, con bombonas y trastos a la vista, que es fácil de arreglar con una cortinina del Ikea.

    Pero me gustó en general. La carta corta sin adornos pero directa, al grano, la atención, la materia prima parece buena y se limitan a tramitarla con sencillez. Creo que volveré.

    ¿Me permite usar su comentario para hacer una entrada de As Meigas a cuatro manos?

  12. Abel

    en octubre 18th en 10:57

    Me hace Vd. un honor

  13. antoniodlr

    en octubre 21st en 13:05

    Pedazo de ruta; pero aunque solo sea por tocar las narices, faltan 2 que a mi me gustan. El Laurel, en calle Obispo Urquinaona y el Terraza en la Plaza de la Catedral. Es que soy mu puñetero.

  14. Lovely

    en octubre 22nd en 9:20

    @ Antonio

    Nada de tocar las narices. Si era a volapié y sabía que se me olvidaban muchos.

    Admito las dos:
    El Terraza es un sitio en el que es más que posible comer muy bien, aunque lo tengo clasificado en esos lugares en los que solo te dedican respeto real (el que merecemos todos los que actuemos con respeto) si llevas años yendo, te conocen o eres VIP de Patinillo, es decir, personajillo público de Cádiz. Si eres guiri, mindundi o militar sin graduación, ya es otra cosa.

    Eso no me gusta.

    El Laurel es un sitio impresdincible, casero, auténtico y real. Es imperdonable y pa’charme que se me haya olvidado.

  15. antoniodlr

    en octubre 21st en 13:25

    En cuanto As meigas, a mi no me terminó de gustar. Claro que fuí el día que Inma Shara hizó el (precioso) concierto en el Palacio de Congresos y aquello estaba aborratado. Me permito aconsejar un restaurante gallego por si le interesa a la parroquia. Se llama Fogón Lareira y está en Conil, Urbanización Atalaya, calle Torre de Roche. Lo regenta un gigantón gallego cercano y amable. Imprescindible pedir las zamburiñas a la plancha. Muy buena carne gallega, albariño de categoría… Si tienes duda dejate aconsejar por el hombretón.

  16. Lovely

    en octubre 22nd en 8:41

    @ antoniodlr

    A mi me gustó. No me entusiasmó. Digamos que si tengo que volver, lo haré encantado pero que tampoco suspiro.

    Apunto la recomendación conileña. Muero yo con Conil y esa zona de la Atalaya me gusta, con su parque extraño y esa terraza de madera al mar, de las más impresionantes de la provincia, creo.

  17. lolailo

    en julio 16th en 1:28

    Este sito seguro que aun no lo has pisao. Ve y prueba, ya me dirás.

  18. Lovely

    en julio 18th en 16:43

    Sí que he ido al Lolailo, dos o tres veces, aunque cuando abrió y siempre a desayunar. Me gustó pero me falta el tapeo. Me encantan ubicación, claridad, limpieza, estructura, la cartelería de vocación turística, esa mezclan de moerno/tradicional, de agradable/práctico. Y no deja de mejorar en atractivo, o eso me parece, no lo dejan tras el entusiasmo inicial. Creo. Tampoco sé si son los mismos dueños ahora que entonces. Paso mucho por allí. Me falta catar el tapeo y el vinito, la oferta principal, aunque igual tardo. Cada vez salgo menos. Como habrá oído decir alguna vez, la cosa está malita. Cada vez tapeo menos y no hay pinta de que mis finanzas familiares mejoren. Pero la curiosidad y las ganas están. Las tengo. Saludos y suerte.

  19. lolailo

    en julio 16th en 1:33

    Candelaria Café, pizzeria y algo mas, las pizzas de primera y las lasañas pa chillarle y mojar pan.

  20. Lovely

    en julio 18th en 16:55

    Lolailo, apuntado también. La lasaña me pirra dertodo y la pizza, menos, pero como mis ninios se enteren de que quiero ir y que hay pizza…
    Fui mucho por el sitio cuando lo abrieron aquellos italianos. Me encantó las primeras veces por producto, materia prima, elaboración, detalles, Chianti… Pero la calidad y la atención cayeron en picado hasta que llegó a ser irritante, bastante, y ya no volví. En italianos, además de Usodimare, me ha gustado horrore, un primore, el nuevo de la Plaza de las Flores, el Auténtico. Estoy preparando una entrada de una pizza de juguete (Tom y Jerry) que tienen y de los glorizzos y sublimes Paccheri con Carne al Toro. Pestaculares.
    La próxima vez que me toqué pizza con los cinorri, me paso. Claro que ni me identifico, ni dejo de pagar ni me caso con naide (con una vez, ya bastó). Saludos, auguri, centi anni.

  21. José Luis Bello

    en marzo 11th en 12:46

    En el restaurante Bodegón de Cádiz, situado en la calle Pelota, entre el Ayuntamiento y la Catedral, se come muy bien, calidad precio, se puede comer tanto tapas como a la carta. Extraordinariamente bueno.

  22. Ernesto

    en mayo 17th en 11:09

    Aunque sé que sólo se ha hablado de los bares de intramuros, el otro día “descubrí” un bache, un auténtico bache que no aparece en ninguna guía ni tiene ninguna reseña en Beduilandia.

    Está situado en la calle Alfonso Aramburu esquina con García de Sola. Es el bar del Ultramarinos Eusebio.

    Os aseguro que es una joya de los años 50, y decorado con cachibaches de la época.

    No os digo más para que vayáis a verlo. Una joya, y de precios más barato no puede ser.

  23. Tubi_de_cai

    en noviembre 24th en 0:41

    http://www.tobba.es aunque duela, es un referente.

  24. Juaquin

    en mayo 12th en 20:37

    Y no hablas del autentico Bache de la Palma, una joya en plena calle de la Palma, del Mar a su Mesa, productos de la Mar de Cai y carnes a la piedra un espectáculo unico, recomendable.