lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google

Ya sé que esto no está para esto. Que los lamentos aburren y la queja desacredita.

Pero me he acordado al verlo pasar en una búsqueda de otro texto.

Y confieso que estoy cerca de tirar todas las toallas, que nunca pesó tanto la puerta.

Menos mal que al leerlo recuerdo que no es la primera (ni la vigésima) vez que lo pienso.

Siete puertas