lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google
Ya, ya, ya lo sé. Que si es una fantasía, que si ya es difícil pasarlo bien con uno enfrente, o al lado, o encima o debajo, qué te voy a contar de tener a dos. Que si no estamos ni para soportar un cumpleaños en el trabajo cómo vamos a ir a la ruta del bakalao... Ya me lo sé, tenéis razón. Ya sé que la imaginación se vuelve fastidio al llevarla a eso tan pringoso de la realidad y la práctica. Entiendo que no es fácil encontrar cómplices discretos y generosos. Pero darle vueltas es gratis y ya te pinta la necesaria sonrisa boba que aparece, sin palabras, cuando se piensa en algo feliz. Lo que te propongo es quedar de tres en tres. Ese es el número mágico de seres humanos para salir a disfrutar. Nadie puede concentrarse demasiado en uno sólo sin cometer una grosería con el restante. Y recorrer los bares también agrupándolos de tres en tres, montar triángulos con sitios que estén muy cerca. A menos de 5 minutos de paseo -qué vicio adictivo pasear-, unos ...Continuar leyendo
Cada vez me da más vergüenza recomendar. Con los años, crece. Menos mal que aquí fui yo el recomendado (una vez más). Gracias a los que me aconsejaron ver 'La mejor oferta'. La vi, a ciegas, no recordaba el año de estreno (luego supe que 2013), ni el director (luego supe que el eterno Tornatore), sólo sabía hace meses quién era el protagonista (el agrietado Geoffrey Rush). Los que me habían dicho, mucho y bueno, son gente que gasta elegancia natural en cada gesto simple, en cada palabra cotidiana, sin querer. Tanta, que ni me insinuaron de qué iba. Creo recordar que Marguerite, Antoniodlr y el amable dependiente del videoclub que, sin preguntarle nada -que casi nunca pregunto nada en ningún lado-, me soltó mientras tecleaba el DNI: "Si hubiera un incendio y sólo pudiera salvar una película de aquí, sacaba ésta". Se me abrieron los ojos como dos DVD. He conseguido verla sin prejuicios, sin información pero con expectativas (grandes sijasdeputa). Las ...Continuar leyendo

Podría ser el nombre, para mí, de esta web/tienda/marca/franquicia.

Aún estás a tiempo.

Mi escritor favorito, ese gilipollas

Si alguien se te presenta como el mayor amante apasionado de algo, de lo que sea, como un humilde artista itinerante o un gastrósofo, como un creador artesano, quizás como pensador a tiempo parcial o como alma compleja, entonces, tienes que salir corriendo, correr y correr, mucho, sin parar, hasta casa, encerrarte y atrancar la puerta con el ropero aquel de la abuela que brillaba tan raro y tenía tiradores como aldabones de castillo escocés. Si alguien se presenta así por las buenas como divulgador gastronómico, como asesor de comunicación de lo que fuere, si se presenta como director de algo en Inglés aunque sabes que no dirige a nadie ni a nadie... Si alguien se te presenta como sea, de cualquier manera, tienes que salir corriendo y no mirar atrás, galopar, galopar, quemar cualquier puente, incluso el segundo que está casi nuevo, sin estrenar, para que no pueda volver a acercarse nunca y jamás. Para evitar a estos especímenes mientras vamos a la carrera -a refugiarnos ...Continuar leyendo
Tampoco hay que ponerse así, que a mí me apetece tanto alguna novedad novelera como alguna tradición tradicional, con la misma periodicidad. En realidad, los buenos inventores no hacen más que versionar costumbres. Apetecen muchos los sitios de aspecto cuidado y aspiraciones renovadas, incluso con su cuota de pamplinas para pamplinosos. También hay mucho de postureo y novelería en los que proclaman que sólo pisan ventas y que un plato sin fritada de papas es una gilipollez. Conviene huir de los extremismos, de poses y, sobre todo, aceptar que conviene variar para no aburrirnos. Nadie aguanta langosta ni cincojota tres veces al día durante un mes. Puedo dar fe, lo he probado muchas veces. Ni tampoco  vivir a base de emulsiones hidrogenadas desconstruidas y flambeada como la cara de Trumb degustadas entre palés. De giros, de cambios, de ciclos, de tiempos estamos hechos todos. Lo crónico, no mola. Sin médicos de por medio, tampoco. Pero hoy toca ensalzar tascas, guichis, ...Continuar leyendo