lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google
Tenía tantas ganas de hablar de fútbol, con Antonio y Juan sobre todo, que hasta empecé a tomar notas para que no se me olvidara lo que quería decirles. Ahora cogen cinco páginas (A4) de frases emborronadas y me da cosa aburrirles (más). Si ya salen largos los textos cuando me pongo sin guión ni chuleta... El asunto que quería comentarles, del Mundial hasta ahora, desde la final de la Champions o de la Liga (la más divertida en muchos años) es el creciente peso de la chuminada. Me preocupa (unos nanogramos) cómo la teatralidad gana terreno en el fútbol, cómo la apariencia acorrala a la esencia, cómo la imagen le come terreno a todo lo demás con bulimia, sin límite. Pasa hace mucho pero creo que acelera el paso la novelería, la frivolidad (en algo que ya es esencialmente banal, un juego, una diversión). Empecé a pensarlo cuando vi que presentaban las equipaciones para la Copa du Mondo en Brasil. De repente, España vestiría entera de rojo y Alemania de blanco toda. ...Continuar leyendo
Inauguramos, y clausuramos, una nueva sección basada en glosar los weltazos que los seguidores de este blog se pegan por el orbe mundial. Como quiera que, según el último cuenteo de la consultora Prandom-Walters-Gómez-Carrillera, este sitio web tiene unos cuatro visitantes asiduos. Como quiera que dos de ellos son de un tieso miserable que ríase usted de Paco 'El Ídem' y dicen que ya viajarán cuando el postrer traslado a Chiclana. Como quiera que sólo quedan otros dos parroquianos y han mandan estas imágenes, entiendo que este serial nace y muere aquí. Principio y fin. Debú y despedida. A) El primero que manda la imagen es Pier Paulo. No le hemos pedido permiso para publicar su foto, así que la hemos retocado con respeto (¿qué carajo haré hablando en plural?) para que sea menos reconocible. Estas estrellas de la medicina internacional tienen mucha guasa y luego vienen con las reclamaciones o querellas. Envía imagen de su recorrido por Munich y alrededores, ...Continuar leyendo

Ya sabemos que la solidaridad es un consuelo leve y temporal. Pero siempre esperanzador.

Compay Antonio lo publica. Lleva tiempo pasando. Y más gestos similares que habrá, anónimos y discretos.

Ojalá no hicieran falta, claro. Mientras, gracias.

Pincha aquí.

Me atrevo a publicar, agradecido, la reseña que Antoniodlr envía como comentario. Sin pedirle permiso, por cierto. Disculpas. Conozco (afortunadamente) al autor, por tanto no es un anónimo. Mucho menos malintencionado. A efectos de este blorfhgsh como si hubiera ido yo, sólo que el texto está escrito bien, con ingenio, criterio, sencillez, brevedad y experiencia internacional. Además, la pongo con la tranquilidad de que si hay un empresario hostelero autocrítico y pendiente de lo suyo en Cádiz, es Raúl Cueto, así que sabrá entenderlo como ocasión para mejorar. Si no se lo dijeran, tardaría más en tener la opción. Ni yo ni Antonio ganamos ni perdemos nada exagerando, callando o mintiendo. Es el punto de vista de unos clientes en un día determinado, nunca dogma de fe. Por cierto, Tonio, normal que a tu hermana la llamen la chica si tiene 46 años, la mejor edad de todas las posibles. Los de 1968 nos conservamos pestacularmente, parece que tenemos 26, vamos patrás, ...Continuar leyendo
Una amiga especializada en repartir fuerza y alegría me lo recuerda. Y conviene atender a la casualidad. De las excursiones interurbanas más celebradas de las vacaciones, la que acabó en La Curiosidad de Mauro fue de las memorables. Tenía pendiente una deuda y pude saldarla. Mis txinorros y WiFi no merecían el recuerdo de aquel tío pálido y encorvado, desparramado en el suelo entre clientes, trabajadores y, finalmente, sanitarios abanicándole, tranquilizándole, atendiéndole. No fue nada. Una bajada de tensión estándar. O de azúcar. O un golpe de calor. Diez pruebas salieron luego bien y nunca volvió a repetirse ni por asomo. Un vahido. Pero quedaba ese regusto horrible y persistente que deja el vómito, la vergüenza propia tras llenar de miedo a los demás en vano. Tocó aquel día y tocó allí. Fue en mitad de la terraza de Mauro el 22 de Junio de 2013. Así que el 22 de junio de 2014 (los números y la superstición siempre van juntos) era gran ocasión ...Continuar leyendo
Hace un par de horas le dieron por muerto con esta apestosa prisa que arrasa internet. Pero -esto vale para todos- si no ha sido hoy, es cuestión de tiempo. Puede que sea mi primer recuerdo de Eurovisión, su guitarra girando, yo boquiabierto sentado en el suelo del casoplón de mi Tía Elena: ¡No se le cae! Soy de los miles que le disfrutó, que le agradece la frivolidad del mestizaje charnego y sudaca, calé y gringo, desenfadado siempre. Enfadarse es de torpes. Si hay que ordenar ejecuciones, se ordenan, que se encarguen los muchachos, pero prolonguemos este encuentro con humor, que no con sonrisas. Los guapos nos reímos por dentro. Lo único que hay que tomarse con seriedad es el vino, la beer, el café, algún licor. Y sólo durante los segundos que dura el trago, ni antes ni después. Una vez bebido, se abandona la severidad y volvemos a lo nuestro, la conversación vacía de trascendencia. Ojalá pudiéramos seguir, él y nosotros, siempre, estables dentro de la ...Continuar leyendo