lobeli
Comparta esta web en la Red Social de Google
Publicado en LA VOZ (25/01/2015) Selu García Stanislavski Stanislavski, así dicho, suena a cuarteto de Rota, que Dios Momo guarde en su gloria y cuya reencarnación envíe pronto. Pero, según he comprobado tras una profunda investigación de dos minutos en Google, es un sistema de interpretación que se basa en la total comunión entre actor y personaje, en el ensamble entre personalidad y ficción hasta que cueste distinguir la diferencia. El creador y dueño del apellido fue un ruso nacido en el siglo XIX que consiguió trasladar su fascinación a la Nueva York de mitad del XX. Marilyn Monroe, Marlon Brando, Paul Newman, Al Pacino y Harvey Keitel son sólo algunos de los afortunados alumnos de su estudio americano, de tal escuela que consiste en meterse sin condiciones, hasta el dolor, en la piel del interpretado. Los intérpretes acababan casi todos como cabras. Los que no venían encabrados ya de serie. Todos ellos, del ruso a los americanos, habrían tenido querencia ...Continuar leyendo
Publicado en las páginas de Carnaval de LA VOZ el 18 de Enero de 2015. Basado en hechos reales. LA INQUINA Te juro por my mother’s glory que lo hago de veras. Llevo todo el día dándole vueltas. Entre que no sabía qué escribir y que creía que debía, no dejaba de ir y venir. Pero, al final, me da gran corte. Porque, aunque le pasa a muchos en este oficio, a casi todos, parecería que hablo de mí o mis problemas. Y eso es lo último en este trabajo. Así que lo haremos genérico, como el medicamento que aspira a ser: Lamento de veras haber ofendido. Nunca fue mi intención. Mucho menos a ningún familiar o amigo, al entorno de afectos inocentes. Jamás sentí en Carnaval animadversión por usted, ni por la obra, el trabajo, la gestión ni la afición de nadie. Si alguna vez tuve un mal gesto, negué un saludo, fue involuntario, no lo recuerdo. A los imbéciles, tímidos o despistados se les toma a menudo por arrogantes. No prefiero a un grupo ni a otro. No ...Continuar leyendo
Publicado en LA VOZ el 17 de enero de 2015 Puertas al campo, Puertas de Tierra Uno envejece –igual hasta madura– cuando le irritan las mismas cosas que hacía. En la eterna batalla entre mozos juerguistas y vecinos talludos, conviene estar en el primer bando. Cuando los años te mandan forzosamente al segundo, empiezas a criticar desde la reserva pasiva. Asombra que el etnocentrismo (alias ombliguismo) gaditano alcance hasta estas cotas. Ahora va a resultar que el botellón, el desfase lúdico-nocturno, la desinhibición inherente, la cata de drogas y el vómito forman una tara del Carnaval. Alguien ha debido viajar poco, salir poco, en los últimos 30 años. Este fenómeno de la masa juvenil, beoda por lo común, que elige un momento, una excusa y un lugar para pegarse una fiesta en la calle es, al menos, nacional. Y tiene poco de nuevo. Sucede con el fútbol, en muchos conciertos y con toda cita multitudinaria. Pregunten a los vecinos por cualquier feria o verbena, por cualquier ...Continuar leyendo
Ahora que vuelve a hablarse de este asunto, porque los 'asuntos' en Cádiz nunca se resuelven ni caducan, va un artículo publicado el 18 de enero de 2009. Probablemente, el que más insultos y descalificaciones, por internet y teléfono claro, ninguna a la cara, me costó en aquellos años de opinión dominical. Lo acabo de releer y, más allá de verle algunas erratas y redundancias, de querer haberlo escrito mejor, me ratifico letra por letra cinco años (exactos) después --------------------------------------------------------- EL MAESTRO LIENDRE Ahora sí: Aduana, no Unos 3.000 gaditanos han conseguido presentar su opinión como mayoritaria. A los demás, nadie les representa José Landi ¿Quién decía que 2009 iba a ser un calvario, un año negro que pasaríamos apartando parados para caminar por la calle, ansiando las uvas del siguiente como el perdido en el desierto sueña una cantimplora? Han bastado dos semanas y, sin necesidad ...Continuar leyendo

Mientras no me falte tu sonrisa

Todo me da igual

Artículo de opinión publicado en LA VOZ el 14 de Enero de 2015. Lo firma José Nandi. El pregonero suicida Deben de ser muchos los que maman de la misma teta. Puede que yo también. Deben de ser tantos que niegan la evidencia. Deben de saber el efecto que causan sus pregones. Pero insisten. Por fuerza tienen que ser conscientes de que cada mañana, cuando escuchamos la enésima glosa de lo que un gobierno dice que ha hecho, de lo que una administración se arroga, de lo que asegura que hará, sentimos un pegote de asco y rabia que impide atender al mensaje. Ni siquiera llegamos a oír qué dicen que han hecho. Ya terminamos nosotros la frase con una buena retahíla de tacos. Las administraciones públicas –todas–, la representación de nosotros mismos –todos– nos provoca una repugnancia tan grande, tan exagerada e injusta, que nos negamos a escuchar lo que cuentan. Interrumpimos con un grito mental sus frases de cada día. Ni les dejamos acabar. Nadie cree ...Continuar leyendo